domingo, 30 de marzo de 2014

Poliedr@ Musical (I parte)

Como el pobre Gregor Samsa, de La Metamorfosis, de Kafka, uno de mis libros favoritos (no dejéis de leerlo. Supera cualquier thriller), hoy he amanecido transformada en una especie de poliedr@ musical

Soy una esfera facetada y extraña con caras de diferentes tamaños y colores, y cada una corresponde a uno de los múltiples gustos musicales que dentro de mí luchan (bastante cruentamente) por convivir.

Una vez superado el soponcio inicial al mirarme en el espejo de cuerpo entero (al del lavabo no llegaba), al cual he tenido que ir medio rodando, impulsándome incómodamente sobre cada una de mis aristas, he podido llegar al portátil (que tenía al pie de la cama, anoche estuve viendo vídeos de Ted Talks) y os escribo este "medio post" (he decidido dividirlo en dos porque me veo súper poliédrica) para ver si se me pasa este fastidioso hechizo, pues ¡tengo que ir a trabajar!

Así que os voy a describir esas caras y lo que cada una representa:

1-Una de ellas es mi lado femenino, y suena a Francoise Hardy y a su famosa canción
Tous Les Garcons Et Les Filles :


2-Otra, mi lado urbano, que se identifica con Lady Madrid, esa canción divina homenaje a mi querido Madrid,  de Pereza:
3-Mi lado nostálgico y ochentero, tiene la imagen de los Pet Shop Boys y su Being Boring:
4-Mi lado masculino y provocador, es esta canción de Ariel Rot que canta con el peculiar y pelín pasado de vueltas (por llamarlo de alguna manera) Andy Chango:
5-Mi lado folclórico (¡uf!, ¡qué disparidad entre todos los estilos!, -esto me lo voy a tener que mirar-), con la copla Las Cosas del Querer, que cantan la guapísima Angela Molina y el no menos guapo Manuel Banderas en la película del mismo nombre:
6-Mi lado lacrimógeno (uy, éste lado lo veo muy muy pequeño), con la colaboración de Estopa y la aterciopelada voz de Ana Belén, en la deprimente-pero-imposible-de-dejar-de-oir,  Ya No Me Acuerdo
7-Mi lado psicodélico y hippie, con la magnética Aquarius, de la ópera rock Hair:
8-Mi lado snob, (ojo, en el buen sentido de la palabra -si es que lo hay-), con Snob, de nuevo del subversivo Andy Chango:

¡Ay!. ¡Llaman a la puerta! Y ahora ¿Cómo voy a abrir????
Os dejo.
El próximo post otras tantas canciones para completar este poliedr@ y a ver si averiguo cómo puedo deshacer el maleficio este que me tiene angustiada... (en breve, more)

2 comentarios:

Me encantaría compartieras conmigo tus opiniones

Contacta con María en